Posts @IPDRS

"Los pueblos indígenas de América Latina – Abya Yala y la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible: tensiones y desafíos desde una perspectiva territorial" es el nombre de un estudio hecho público el jueves 11 de junio.

El documento fue presentado por Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y Myrna Cunningham, presidenta del Fondo para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas de América Latina y el Caribe (FILAC).

La publicación pretende contribuir al seguimiento de la implementación de la Agenda 2030 y a las acciones urgentes que se requieren para acelerar el cumplimiento de los compromisos asumidos por los países de la región.

Han transcurrido 30 años desde la adopción del Convenio 169 sobre Pueblos Indígenas y Tribales (1989) de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y, a pesar de que los Estados de América Latina reconocieron los derechos de los pueblos indígenas, este continúa siendo uno de los colectivos con mayor rezago en materia económico-social.

Ello implica un importante reto que enfrenta la región, como es la construcción de sociedades pluriculturales, inclusivas, equitativas y no discriminatorias, advirtieron las presentadoras.

La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible constituye una oportunidad para la plena inclusión de los pueblos indígenas, que conlleva el desafío de comprender el paradigma del buen vivir, tanto para repensar el modelo de desarrollo vigente como también por sus implicaciones en la garantía de los derechos de estos pueblos.

Hubo consenso en la necesidad de "garantizar los derechos colectivos de los pueblos indígenas para asegurar que no se queden atrás" y "no es probable que se alcancen los ODS sin la participación de los pueblos indígenas".

También destacaron la necesidad de romper el silencio estadístico. No se trata de medir por medir, se trata de tener esta información para que los pueblos indígenas tengan en sus manos estos instrumentos para que puedan evidenciar lo que están viviendo. 

 

Mirna Cunningham, Presidenta del Fondo para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas de América Latina y el Caribe (FILAC) afirmó que "estamos atravesando una de las crisis más graves y somos el centro de la pandemia de COVID-19".

"Los pueblos indígenas somos los que nos vemos más afectados en esta situación, la llegada del virus puede significar la desaparición de nuestras culturas. Estamos en riesgo, an alto riesgo" advirtió.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar